El código da Juan – 3.

anterior

TheDaVinciCode-TheColdeye

Este relato no es más que una sátira completamente ficticia. A pesar del tono ofensivo empleado por el autor, este no pretende atacar ni faltar el respeto a ningún colectivo religioso o a la cristiandad en su conjunto, es solo un hecho circunstancial que ese libro (éxito de ventas) se pusiera tan de moda. El mismo lenguaje soez sería empleado en una sátira de, por ejemplo, Harry Potter. Que nadie se dé pues por aludido.  

7:30 – Me levanto lleno de vomiteras nocturnas. Tengo la retaguardia que parece que me he montado en il toboganno della merda.

trainspotting_42

Tras ducharme, eso sí, de forma intensa-Juan, me visto y desayuno: todo por obligación. Tras haber aparcado mi moto en Los Arcos (un lugar imaginario al que solo se puede llegar mediante la ensoñación profunda o la escasa actividad cerebral), me encamino hacia la famosa entrada del instituto, por la cual me encantaría entrar un día sin camiseta. Para cuando poso el culo (a.k.a juguete sexual del Morgay), en el asiento de mi pupitre ya he conquistado una veintena de caras con mis ocasionales bombardeos de saliva propulsada por mis increíbles movimientos maxilares al hablar. Eso es tener elocuencia, tíos.

Estoy sentado atrás en la clase; a estas horas no hay apenas nadie… Lo de la veintena es verdad, pero hoy no pasó.

Anabelle – ¡Oh Juan! Ayer estuve flipando con dos bolígrafos un huevo, tío…

Juan levanta su mirada desafiante, repasando los absurdos rasgos faciales de ese sujeto haciéndose pasar por mujer. – ¡Ah, sí! ¡No me digas!… – respondió Juan -No quiero saber cómo…

Anabelle – Es exactamente como te imaginas. Tulio me ayudó.

Juan – Mm. Vaya… Siempre está el Tulio cuando uno lo necesita, ¿no?

Anabelle – Es un crack. Se lo monta de puta madre. Se motiva el tío… Estemos las que estemos…

Juan – No se me da bien dibujar, lo siento. Hago cosas más útiles como filosofar.

anabellecachonda

Anabelle se había despertado esta mañana emocionada y cachonda deseosa de vivir porque hoy era EL DÍA… Hoy le iba a entrar al que para ella era el más tierno pero primitivo espécimen amoroso de su clase (Juan). Pero esta conversación ha sido un punto y final para ella, lo sabemos… Anabelle meditará los tres días posteriores a la charla narrada previamente y en tal meditación decidirá que su Juan es demasiado intangible para todos. Al final este buen chico que parecía inofensivo resultará ser algo mongo para sus deseos de cópula.

canipose

Anabelle (algo perdida) – Filosofar… Juan… Mmmmmm (gemido erótico).

Juan – Mis pensamientos trascienden el fluir de las corrientes mundanas. Por eso saco 10, 10 y 10 examen tras examen. Soy un pensador… Bueno, un pensador-ganador o viceversa.

Anabelle – ¿Y qué es filosofar?, ¿es sexo?

Juan – Se nota que eres una criatura apegada al Eterno Retorno de la repugnancia existencial. Filosofar es estudiar Filosofía: to philosophe.

Anabelle – Ah… bueno… ¿Y eso es bueno?

Vuelvo a la primera persona de la narración encarnada en Juan que estaba a punto de insultar aquella moralidad débil //// Juan: pero unos brincos lo trajeron de nuevo hacia . Elegantes acrobacias de simio en perpetua catarsis son su medio de desplazamiento y publicidad social. Su sistema de fonación le permite presentarse ante todos tal y como lo conocemos… Una vez más… Tulio. Espero que esto no os transmita ni una sola emoción positiva…

tulio2

Tulio – ¡Heyeyeiii! ¿Qué pasa chavales? (En tono jocoso y estúpido).

Anabelle – ¡MPH! ¡Arda toda pichera! ¡mihi Caesar!

Juan: ¡Eh! ¡Tú! ¡Montoncito de músculos! ¡Múscules! ¿Qué tal, tío?

Tulio – Aquí estamos, rindiendo lo máximo, illo… ¡Lucha contra monstruos! ¡Sé el más fuerte! Be strong, mi negro. No pain NO GAAAAAAAAAAINNNNN.

Juan – Deja los esteroides, Tulio… Te están trastocando el bolo…

Tulio – ¡Anadrol 3000 me pone a tope! (Comienza a pegar rodillazos al aire) ¡Sí, SÍ, síííííí! ¡Szuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuhhh! (a lo Cristiano Ronaldo).

Anabelle – Tú estás fuerte. Tú estás tope fit. Ya lo creo… (Afirmación femenina suprema).

Tulio – ¡Soy un meteorito! ¡Soy el mamut del POWER DINOZORD! ¡Ouh YEAH, fight the bad guys!

Juan – Estas depilado, mariconsón, filosofa un poco y no te hará falta pronunciar tanto el bíceps a base de papilla, chutes, y arroz con atún…

Tulio – Pelámela, Aristóteles… Te doy un tibiaso en el puto serebro. ¡WAPAOoooH! (Bruce Lee’s sound).

tulio3

Anabelle – Se defiende física y metafísicamente… ¡Cómo me excita este condottiere!…

Juan – “Un poco de todo, no abuses” nos aconsejó el profesor. Y tú te excedes en la forma en que torturas todo tu cuerpo… Yo sé que no eres iluso pero lo puedo arreglar, amor.

Anabelle – ¡Y cómo torturas el de las demás! … Uy… Puro, puro chantaje.

Juan le pega un quick elbow kick o codazo en la nariz a Anabelle. Rápido como él solo. A continuación huye despavorido de su propio manantial interno de violencia de género. ¡Qué marica es este divino Juan! Recibirá una buena paliza de Tulio en el patio a causa de este abuso.

codazo

 

(continuará).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s