Huérfana

by William A. Breakspeare

¡Oh, huérfana de mi dolor!
Ya no queda nada, nínfula

No lo comprendiste,
¡Cómo se murió un sentimiento
que al compás de tu color latía!

Y al oírlo te escondías
bajo un ocaso más que sombrío.

Al brío del error fui
ahogándome en tu imagen:
hermoso lodo para el alma.

Fuego has sido;
eras también playa:
Tus ojos, mi mar,
tu ser, horror con samba…

Ahora gris
de frío sepultado
con el ser petrificado
reescribo las líneas
de un recuerdo amargo.

Y este cuento se ha acabado.

3 comentarios sobre “Huérfana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s