Ocasión

cebras_junto_al_ocaso-1600x1200

No olvido las naranjas solapas
del ocaso.
Esa tarde que arrastró mi vida
a su paso.
Fue la cortina todopoderosa
que despidió el día.
Fue el réquiem de un sol
suicida…

Giraron las nubes
en pedazos,
ese fugitivo color
sadomaso
conforma un tiovivo
cupular.

Y yo en un
bar
escribí,
la luz tenue, perdido el detalle,
bajo la gélida mirada
de la calle,
al son del redoble de
zancadas
inoportunas.
Yo escribí…

En un bol de
cenizas,
en una almohada de llantos
llena,
en un cerebro lavado
sin jabón,
en una burbuja
kamikaze,
en un valle
de ficción,
en un canal de televisión
de pena:
Siempre Dios…

Esa tarde; hoy reescribo:
OFF.

DD-Night-Forest-Scene-45342-Preview

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s