¿QUÉ FUE PEPSI MAN? TODA LA VERDAD REVELADA.

176809-Pepsiman_(Japan)-1441059516

Fue un personaje publicitario de Pepsi en Japón creado en 1996, cuya pretensión es la de ser un súper héroe un tanto estrafalario, aunque no cesa de cometer torpezas.

A nivel físico es una figura masculina con tendencia a la halterofilia, como venimos diciendo en varios artículos, tope fit,  y posee un esfínter (no del todo oral) en la zona inferior de la parte frontal del cráneo. A modo de dudoso ornamento porta una cadena de plata en el cuello; aparte, su traje o epidermis es similar a los colores característicos de una lata de Pepsi: los responsables de su existencia. Hay teorías que apuntan a que realmente es una criatura-esclavo de la compañía (como Jensen), cuyo impulso interior psicológico principal es Tánatos, la muerte, siendo así, Pepsiman sería un enviado masoquista la mar de creativo que experimenta continuamente con los deportes extremos y el riesgo a todos los niveles (Eros). Por lo tanto, no sufre aunque lo parezca, todo está calculado a la perfección para obtener el máximo grado de placer a través del dolor.

A1VkPPJe5lL._SY450_

Biológicamente hablando, es un organismo cuya función principal es metabolizar los gases contenidos en el líquido sintético denominado Pepsi a un nivel interior y exterior (pues insufla gas al producto y lo almacena también). Se dice que es la evolución (por causas artificiales) antropomórfica del tracto intestinal inferior, ya capaz de sintetizarse en una única función, dado que solo requiere de líquido y gas sin necesidad de mandíbula, dentadura o cuerdas vocales. Todo es bastante lógico tratándose de Pepsi en Japón, siendo el producto todo un emblema del consumismo, del usar y tirar.

176809-Pepsiman_(Japan)-1491745077

Así si la compañía creara un ser, aunque ficticio, reflejaría sin duda, tales condiciones; resultando este  solo un chivo expiatorio sobre el que derramar la amargura de estar a la sombra perenne de Coca-Cola (en tres ocasiones Coca-cola pudo comprar a Pepsi pero esta declinó la oferta), y la culpa de comercializar un producto insalubre (aunque estuvieron comercializándola por dos décadas bajo el eslogan de “deliciosa y saludable“), de este modo, Pepsiman es la mejor y única mascota que podría definir por completo a la empresa de Pepsi, haciendo justicia a su apodo. Y, ya que estamos, siempre fue un mito fruto de la mercadotecnia aquello de que la receta de Coca-Cola solo la conocían dos personas. Lo que sí es cierto es que aún hoy en día Coca-Cola contiene extractos no-alcaloides de hojas de coca, que son producidos por la empresa Stepan Chemicals de Chicago, Illinois; las hojas de coca son adquiridas legalmente (115 toneladas anuales aproximadamente) con permiso del Departamento de Justicia de los Estados Unidos a través de ENACO en Perú.

pepsiwoman

No contentos con traer al mundo a un pobre engendro, Pepsi se marcó otro tanto con la creación de Pepsiwoman, de cuerpo tonificado y gomosos pechos danzarines. Ahora podrán reproducirse mediante esporas y poblar el universo de vigorosas y torpes criaturas.

pepsiwoman2

Este tipo de trajes me recuerdan al Ninja del clásico inmortal Metal Gear Solid. Quizás Pepsiman es un verdadero intento por crear soldados cibernéticos, ya sabemos, que Pepsi en un momento de su historia tuvo la sexta flota militar más grande del mundo. Fue el primer producto occidental en producirse dentro de la Unión Soviética y posteriormente cuando el acuerdo Pepsi-URSS iba a finalizar la URSS se ofreció a pagar a Pepsi con una flota de barcos diésel. Pepsi, por extraño que pueda parecer, aceptó el trato, porque sabían que era la única manera de seguir vendiendo Pepsi en la URSS.

El acuerdo incluyó 17 submarinos, un crucero, una fragata y un destructor, que fueron vendidos a una compañía sueca para el reciclaje de chatarra. Esos 17 submarinos hicieron que Pepsi se convirtiera, durante los días en los que se negoció la venta con los suecos, en la sexta potencia militar del mundo en número de submarinos diésel.

Según comentan en el blog La Aldea Irreductible, el presidente de Pepsi, Donald Kendall, afirmó en tono de broma al asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos: “Estamos desarmando a la URSS más rápido que vosotros”. Desarmándola de chatarra.

mgsY ya, dado que no mucho más puedo decir de este asunto. Salvo que el creador de Pepsiman fue Travis Charest, un famoso dibujante de cómics canadiense. Os dejo pues con la recopilación de todos los anuncios del héroe de la bebida carbonatada de cola. Y uno de su videojuego: un absoluto fracaso a nivel de ventas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s